Home Estudiar Las Matemáticas no Son Aburridas ni Imposibles

Las Matemáticas no Son Aburridas ni Imposibles

981
1
SHARE

Las Matemáticas no Son Aburridas ni Imposibles 

Nadie nace sabiendo, es lo primero que hay que dejar bien claro. Por ello, cuando hablamos de habilidades, tenemos que convenir que éstas no son innatas sino que son adquiridas en toda una experiencia de vida. Es cierto que hay chicos que tienen mayores aptitudes, más facilidad y rapidez para aprender, y eso es fácil notarlo en clase. Sin embargo, si eres de los que se siente apabullado, no debes pensar que es porque eres menos hábil o poco Inteligente. Es probable que tu falta de conocimientos se deba a que desde muy pequeño te enseñaron mal las matemáticas, Que no sea una cuestión de aptitud sino de actitud.

¿Aptitud?, ¿actitud? ¿Cuál es la diferencia? Definitivamente mucho más que una letra, Posiblemente toda tu vida escolar fue una sucesión de malos hábitos de aprendizaje, Una profesora que a tus nueve años quería que definieras las operaciones matemáticas, algo totalmente abstracto para ti en esos tiempos. Maestros de primaria que te obligaban a memorizarte las tablas amenazándote a quedarte sin recreo. Viejos aburridos que en Medida se limitaban a copiar fórmulas, que ni ellos mismos entendían bien, de un libro a la pizarra.

matematicas


¿Qué tiene que ver todo este pasado?, te estarás preguntando. Simple, todas estas malas experiencias pueden haber creado en ti un rechazo hacia las matemáticas, una actitud negativa. Así, el sólo oírlas nombrar te crea una terrible sensación de angustia, te bloquea y hace que tu autoestima termine por los suelos. ¡Soy un bruto!, es tu triste conclusión.

Se forma un círculo vicioso.


El chico cree que no puede cuando viene algo de matemáticas, intenta resolver el ejercicio pensando que no va a poder, después de unos minutos reafirma que no puede y termina cerrando el círculo aun más convencido de que es malo para las matemáticas.

Y lo más grave de todo es que la cosa no queda allí, Al final la conclusión es ¡soy una bestia! El joven queda devaluado para todos los demás aspectos, pues normalmente se generaliza y se piensa que ser bueno en matemáticas es el referente a ser Inteligente. Todo un trauma que se va arrastrando y aumenta a medida que pasan los años y los cursos se van complicando.

Para solucionar esto hay que combinar dos cosas, un programa de re aprendizaje con un buen tutor y una terapia orientada a liberarse de los temores y miedos aprendidos.  Con esto se logra cambiar la actitud negativa, que los alumnos aprendan a relajarse para que la ansiedad no genere bloqueo. Así los jóvenes llegan a darse cuenta de lo útiles que son las matemáticas en una sociedad como la nuestra. No se trata de decirse a mí no me van a servir para nada porque voy a ser abogado o comunicador.


Además no es cuestión de dejar de estudiar carreras que te gustarían sólo para despedirte de los números para siempre. Y conste que ese para siempre es un decir. ¿Qué harás cuando en el futuro tengas que decidir comprarte o no un carro a crédito, realizar un trámite bancario o entender gráficos estadísticos? Las matemáticas y la capacidad de razonamiento que ellas te dan serán parte de tu vida, para siempre.

Desde chicos

Hemos visto que sí se puede terminar con la fobia a las matemáticas pero, ¿es necesario llegar a este extremo? En algunos colegios se ha empezado a dictar cursos experimentales de matemáticas mágicas a los alumnos más pequeños con excelentes resultados.

Anuncios

En primaria la matemática debe ser lúdica pues el medio natural de los niños es el juego. Aprender jugando es la mejor manera para ellos de aprender.

Niños de 7 u 8 años tratando de resolver historias policiales. Quién fue el ladrón de un cuadro, por ejemplo, es una forma de aplicar la lógica, una de la bases de las matemáticas. ¿Jugando cartas? Para las mamás puede parecer una pérdida de tiempo pero en realidad están sumando, restando, multiplicando, realizando rápidas operaciones en sus pequeñas cabecitas para ganar la partida.

Así, para que las matemáticas se conviertan en un vacilón, hay que encontrar la motivación correspondiente para cada edad. Mientras que a los niños lo que les gusta es el juego, en los adolescentes es básico el afecto. ¿Quién no ha notado la diferencia entre el amargado y aburrido profesor de colegio y el patita que te enseña en la academia? Tienes un profesor que es tu amigo, te escucha, te comprende y además es un capo en matemáticas que te hace sentir que es fácil entenderla.

Mucha practica

Anuncios

¿Dejaste tus miedos atrás? ¿Sientes que el cerebro se te ilumina y empiezas a entender? Para no volver a la oscuridad, el secreto de los números está en practicar, practicar y practicar.

Lo primero que debes hacer es repasar lo hecho en clase, ver los ejemplos y luego atacar los problemas tú solo. Si te atracas en algo, lo intentas por un rato y nada, no te sale, no te angusties, déjalo y pasa a otro ejercicio.

Además sería bueno que te reúnas con un grupo estudiar con amigos es mucho más divertido, lo cual no significa que se te pasen las horas loreando. El grupo sirve para resolver y comprender rápidamente algo que uno no entendía. Sin embargo, no debes dejar de intentar encontrar las respuestas solo pues todo lo que implica un esfuerzo se graba con mayor nitidez.

Ya sabes, para tener éxito con los números, deja de lado tus temores, pon tu mente en positivo, practica muchísimo, se muy responsable y anda tranquilo a dar tu examen.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.